Es una situación difícil la que estamos viviendo todos. Largos días sin poder salir de casa, semanas sin ver a nuestras familias y amigos, sin abrazar a nuestros abuelos, ni disfrutar de un café en la terraza de cualquier bar.

Pero más duro es pensar en los tantos pequeños que esperan a ser ayudados, y cuya situación, por desgracia, sigue siendo más difícil que la nuestra.

Angelitos que aguardan para poder coger ese avión que les ofrece la oportunidad de ser tratados de su enfermedad y así poder volver, ya recuperados, con sus familias.  

Otros pequeños, y no tan pequeños, también nos esperan ansiosos para llevarles de excursión a visitar bases aéreas y avionetas, y escuchar con atención todo sobre el mundo de la aviación a través de sus intrépidas e inocentes preguntas.

Y muchos otros, desean volver a recibir material sanitario y juguetes emocionados, además de disfrutar de la visita de voluntarios dispuestos a darles todo su cariño.

Por ello, desde aviación sin fronteras, queremos mandar a través de este vídeo un mensaje de ánimo y esperanza. 

Y porque ahora más que nunca nos necesitan, seguimos trabajando para, en cuanto la situación lo permita, alzar el vuelo y dar alas a todos los proyectos que llevamos realizando con entusiasmo durante los últimos 20 años.

Y con las mismas ganas, ilusión, y dedicación, seguir repartiendo amor por el mundo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies