Soy Carlos Quesada y trabajo de comercial en Air France KLM en Barcelona. A mediados de diciembre, Ana, de WINCHANNEL, empresa de marketing que trabaja para HPI, llamó a mi compañera Almudena, responsable de comunicación en Madrid, para solicitar colaboración en el envío de 200 Kg aprox. de material deportivo, zapatillas, calcetines, pantalón y camiseta de basket a Madagascar, ya que el coste del envio era elevado. Mi compañera conoce la existencia de AVIACIÓN SIN FRONTERAS y nuestros proyectos, por lo que les dio mi contacto. Después de hablar con Ana, le pasé la información a Begoña, azafata de Iberia y responsable en ASF del proyecto. Gracias Begoña, ya que sé que entre tus viajes, encontraste esos momentos para responder a whatsapps, mails y coordinar el envío, en plena Navidad.

El material lo donaba la empresa HPI a la ONG DEPORTE Y EDUCACIÓN PARA UN FUTURO MEJOR , y había sido empaquetado en bolsas, dibujadas por lo empleados de HPI en su día de voluntariado, en el que dan un día de trabajo para una acción solidaria, gracias… y la coordinación de todo el proyecto lo hizo la empresa de marketing WINCHANNEL , con quién estuvimos en contacto en todo momento.

Y en medio de las fiestas de navidad, pudimos preparar el envío, solicitar la autorización para llevar 2 BAGs extras y poder viajar con 4 cajas a Madagascar, un total de 92 Kg. La ida la realicé con reserva, para que no hubiera problemas con el envío y poder facturar hasta destino final, el regreso en Lista de espera. Y el día 2 de Enero llegó.

La llegada fue genial, allí estaban Valerie, Patrick esperándome para recoger el material y llevarme al hostal. Y como coche, el del padre de Patrick, no hay que malgastar el dinero.. Al día siguiente de mi llegada, fue día de paseo, acompañado por Vatosoa, sobrina de Valerie, quién me hizo de guía por la ciudad.

Antananarivo tiene estación de tren, aunque sin trenes… En Madagascar no circulan los trenes, ya que el mantenimiento es caro.

Y por la tarde, fuimos a recoger material para efectuar la entrega al día siguiente, a un local que disponen en el edificio de la Federación Nacional de Basket. En estas fechas, hay vacaciones escolares y los entrenadores, fueron a avisar a 2 equipos de basket, puerta a puerta y boca a boca, ya que los chavales no disponen de móvil, como os podéis imaginar. El salario mínimo es de 50 € al mes, un funcionario, cobra 200 €, 1 litro de gasolina cuesta 1 €, etc… La pobreza se ve en la calle con niños pidiendo en el momento en el que ven a un “Vazaha” o blanco extranjero.

El Basket, junto al Futbol, es deporte Nacional y conlleva unos valores muy bonitos. La fuerza de voluntad, el sacrificio personal, el juego limpio y la sana competitividad, etc…Y la comida cada sábado de competición.

Al día siguiente fuimos con 15 Kits, en sus bolsas pintadas por el personal de HP para entregarlas a los niñ@s que ellosconsideraran, por sus criterios, regularidad, esfuerzo, compañerismo, etc… Cuando llegamos al colegio, estaban jugando un partido de basket… La mitad de los niñ@s corrían descalzos.. Ninguno de nosotros aguantaría ni 2 pasos pisando las piedrecitas… SEPA es el nombre de DEPORTE Y EDUCACIÓN PARA UN FUTURO MEJOR en Madagascar.  page2image5141632

 

Cuando acabo el partido, vinieron a nuestro alrededor y organizados por los entrenadores, les empezamos a hacer la entrega. Sus caras al ver las equipaciones eran de alegría inmensa, todo nuevo que podrían ponerse en su próximo partido. Nos hicimos unas fotos, jugamos un poco a basket y a continuación el desayuno, ofrecido por la ONG, DEPORTE Y EDUCACIÓN PARA UN FUTURO MEJOR, compuesto de un yogourth y un bollo.

Volvían a mirar sus bolsas y hablaban entre ellos, “ Regarde comme c’est joli “ , ” mira qué bonito ”.

Luego nos fuimos con los entrenadores a comer comida local, mucho arroz y carne… a 1 € cada plato. Y por la tarde a descansar que ya tocaba. Al día siguiente fuimos a dar una vuelta fuera de la ciudad con el coche del padre de Patrick, después de haberle pagado, encantado por mi parte, su disposición a utilizar su coche … En esta ocasión a nosotros 4, nos acompañaba Matheotia, hijo de Valerie.. Excursión con bricolaje mecánico incluido, ya que allí, has de saber arreglar una pequeña avería de motor… y comida Picnic.

Las vistas desde la colina del palacio de verano de la dinastía Malagarasy, eran espectaculares, muy bonitas..

Y por la noche al aeropuerto, pudiendo embarcar en las ultimas 2 o 3 plazas que quedaban disponibles y cómo no, en los asientos centrales, ya que los pasillos, se reservan antes, a ver películas y a dormir.

Como siempre, quién más se lleva de este regalo de reyes magos, he sido yo, con todo el cariño que he recibido por todas las personas que han formado parte de este viaje, desde el primer contacto con WINCHANNEL hasta el abrazo de despedida con las personas que en Antananarivo me han tratado como un buen amigo .

Y como no, esas sonrisas que me llevo de los niñ@s a quienes hemos podido llevarles a través de Mensajería Solidaria, proyecto de AVIACIÓN SIN FRONTERAS, esos momentos de felicidad…

“MISAOTRA” (Gracias) a Cultura y Educación para un futuro mejor, HPI, y a sus empleados, así como a Winchannel. 

¡“VELOMA” (adiós) a Vola, Vatosaa, Matheotia, y a Patrick!

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies